jueves, 26 de noviembre de 2009

Aliento sucesivo

Cuando el viento agita la envoltura del tiempo
en la derrota de la vida
y aniebla la mirada el vértigo de la sombra,
cuando acaba la tarde
y la claridad se anida bajo las farolas,
sólo unas lágrimas y la lluvia mansa ahogan la noche
dejando en el olvido,
la señal de la lucha edificando recuerdos
en los ojos vidriosos de la muerte.
Toco la brisa
compartiendo las cenizas
en la exactitud que toco tu cuerpo
lleno de aliento sucesivo.